domingo, 27 de junio de 2010

Feliz orgullo?

Siempre me lo pregunto, siempre me lo cuestiono, pero siempre acabo reconociendo que motivos para celebrarlo quedan muchos.
Porque todos los días se celebra el orgullo heterosexual, porque sigue molestando a mucha gente, porque es una fiesta de locas, pero no solo de ellas... Este año en Madrid la pancarta irá por la igualdad Trans', es una buena cabecera...



18 comentarios:

Señorita Puri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señorita Puri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señorita Puri dijo...

...Ya conoces mi opinión, pero entre tú y yo, sin herir susceptibilidades ;-)

PacoclavelbarraDivine dijo...

Ms. Puri, no worries...

Ninguno dijo...

Haces bien en cuestionar el orgullo. Ni siquiera como reacción al insulto y el desprecio que historicamente ha recibido del orgullo heterosexual con todos los parabienes sociales, tiene mucho sentido el salir a la calle a alardear y enorgullecerse de un gusto ( por bueno que sea).

PacoclavelbarraDivine dijo...

No me ha entendido, (o a lo mejor no le he entendido yo a usted) tiene todo el sentido salir. Mi preguntarme tiene que ver no con el orgullo, sino con su mercantilización y su disolución política.
El orgullo que a mí me interesa es la irrupción como cuerpo politico de lesbianas transexuales bisexsuales y gays que se autoafirman e invaden el espacio público heteronormal.

Esta celebración es (en el sentido que a mí me parece defendible) ludopolítica performativa. La vía de asimilación mercantil trunca este tipo de realización. La da por sentada, con lo que lo que se produce un drama sin fondo que no cambia realmente nada.

No es Enorgullecerse de un gusto Sr. Ninguno, es reclamar el derecho a ser sujetos públicos en el modo que prefiramos y deseemos.
Ser sujeto público es reclamar una identidad política positiva, que es lo que de facto niega al colectivo L T B G el discurso que constituye la identidad heteronormativa, como cuerpo político que defiende un determinado orden simbólico.

Señorita Puri dijo...

Joder Paca qué bien escribes coñe.

Lo de "Ludopolítica performativa" me ha encantado. Te lo juro.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Se lo juro, el mérito no es mío. Pero es encantador que gente que como usted, que sí escribe realmente bien, le digan cosas bonitas a una.

Ninguno dijo...

Patidifuso me quedo despues de su discurso, amigo Paco. Deberia plantearse el presentarse como candidato a la presidencia del gobierno. Al pais tampoco le vendria mál alguien como usted.

Ah, pero cree usted en el Estado de derecho y todas esas cosas tan fantasticas? Entonces ya me callo.

Lo que yo queria decir es que el orgullo no es cosa buena y que esta celebracion me parece una salida bastante reaccionaria ante la asquerosa prepotencia heterosexual.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Si quiere, desarrolle un poco más su argumento, por favor.
No, no creo en el estado de derecho, ni en un Oz sin brujas al final del túnel. Pero es que no existe una relación directa entre trabajar una acción política y apoyar el estado de derecho.

El estado existe estemos o no de acuerdo con ello, es de derecho a veces, cuando interesa... y con esos bueyes hay que arar. No sería muy práctico amularse porque la forma del poder no es la que a uno le gustaría, no cree?

Lo que es reaccionario del orgullo es aceptar la reconfiguración de la fiesta en una especie de sumidero comercial de empresas trans-homo-bi friendly. Porque es aceptar de un modo tácito parte de la estructura que nos ha condenado y nos condenará. No hay nada friendly en la mercantilización, solo se tolera(y es muy importante la semántica de esta palabra)al target comercial en tanto que tal. Desde que la cosa se ponga malita y no se pueda consumir...

Afirmarse de un modo festivo y político, desde mi punto de vista no es reaccionario, es solo (lo que no es moco de pavo) simbólicamente molesto.

Ninguno dijo...

Vamos por partes:

Yo tampoco creo en el estado de derecho, por eso toda accion politica que intente incidir en él me parece que está de más.

"El día del orgullo gay". Ya el titulo con el que se ha catalogado esta celebracion es bantante peyorativo, el orgullo no está considerado como una virtud precisamente y el ser gay ni te cuento.

La mercantilizacion de la que habla me temo que es inebitable que se de en esto como en cualquier cosa que atraiga la atencion pública, para aprovechar esa atencion precisamente y de paso poner algo a la venta.Tiene el peligro de echarlo todo a perder, ya sabemos.

Lo reaccionario a lo que me refiero es que esta manifestacion implica la superioridad de lo hetero a lo que pretende plantar cara y la verdad es que las razones que esgrime esa opcion sexual bendecida por todos son tan peregrinas que no merecen la pena ser discutidas siquiera. Y además esta manifestacion parece que las legitima.

Sobre lo que dice de que esta manifestacion pueda ser considerada simbolicamente como una molestia para el poder hetero hegemonico creo que se equivoca, creo que la generalidad se lo toma más bien como una salida de tono de unas locas desatadas y que incluso lo utiliza para ridiculizar esta opcion sexual tan sana y tan valida como la que más.

Finalmente no sé si deberia de pedir disculpas por toda esta parrafada; parezco politico pero no creas.

PacoclavelbarraDivine dijo...

No hijo no, si a una le priva discutir, y eso no suele ocurrir en mi blog. Así que encantada de la vida oiga.

Bueno Sobre lo que comenta; pues no estoy de acuerdo.

A usted le parece que el orgullo necesariamente vibra en la misma cuerda del estado de derecho? Y aunque así fuera, existe otra realidad que la del estado de derecho en occidente? Como le he dicho no es muy práctico amularse porque el poder no tiene la forma que uno quiere. El poder es como es, tiene su historia, sus vericuetos, sus miserias...
Con eso hay que lidiar, no se trata de hacer leyes. Las leyes no cambian las sociedades, pero son las sociedades, o más correctamente una parte de las sociedades, las que dotan a su colectivo de un sistema para lidiar con la convivencia de un modo lo más pacífico posible. Esto tiene sus costes, un mundo que beneficia los intereses de quienes redactan las leyes y de los que determinan y mantienen la forma del poder efectivo.

Sobre esto del nombre de la celebración, se ha discutido mucho y hay algunxs que piensan que sería más correcto llamarlo 'dignidad'... Una prefiere orgullo la verdad, pero no solo gay, que telita con el androcentrismo; homosexual, transexual y bisexual. Orgullo porque mi deseo y mi elección, no me avergüenza, porque enorgulleciéndome, como acto político, re-significo la noción Ltbg, y esto en principio no se hace solo para irrumpir revindicativamente en el espacio público, sino para apropiarse de las claves simbólicas de la opresión. Mi deseo y mi elección son una parte de lo que una es. Esto no es baladí, porque desafía al orden simbólico. Por muy mercantilizado que esté aún puede destilarse una relevancia política en la manifestación colectiva de la propia afirmación. De la innegable pertenencia del colectivo a la realidad política de todas las sociedades humanas. Que hay que tener presente. Que no puede obviarse ni invisibilizarse.

Usted cree que la mercantilización es inevitable, yo pienso que no solo es evitable sino que el que no lo sea obedece a intereses. La diferencia con una manifestación por derechos laborales o rechazando atentados, es la manera en la que esto afecta al espacio simbólico.

Mi presencia en el espacio público haciendo una vindicación política implica la asunción de un papel simbólico que en este orden no me corresponde y yo me lo arrogo por la fuerza con orgullo.

Sinceramente me da igual que la generalidad lo tome como una salida de tono. El que lo consideren una salida de tono es indicación de un malestar, de un desplazamiento de la sagrada normalidad y eso tiene un valor político importante, incluso en las condiciones mercantilizadas y algo alienadas de sentido en las que discurre el orgullo actual.

Ninguno dijo...

Con unos argumentos tan razonados como los tuyos da gusto enzarzarse en discusiones, aunque no esté uno de acuerdo.

Deduzco de todo lo que expones que tu confianza en un mundo mejor (más tolerante e igualitario) a traves de la politica todavía es posible. Confianza ciega lo llamaría yo a eso con todos mis respetos.
También deduzco que confias en el simbolismo de este tipo de actos, enorgulleciendote de tu deseo y tu eleccion tan historicamente reprimidos por esta sociedad, como gesto que trate de servir para que se reconozcan los derechos que se le han negado durante siglos a tu colectivo. No seré yo quien te desilusione, pero a mi me parece que el hecho de que estas celebraciones se permitan hoy día en nuestra sociedad (Con Don Paco Franco esto no pasaba) y hasta se acojan con simpatía, obedece más al propio interes del Poder de dar una imagen de tolerancia que no hubo en épocas historicas anteriores que a un interes real por atender las reivindicaciones gays y por normalizar su situacion socialmente. Que todo esto beneficia más al Poder hetero de toda la vida, dandole una imagen de esa tolerancia tan bien vista por el electorado, vamos.

Ninguno dijo...

Y no me trates de usted, por favor, que bastante viejo soy. No es necesario, se ve a la legua lo respetuoso que eres con los que nos acercamos a comentar, cosa que es muy de agradecer.

PacoclavelbarraDivine dijo...

El usted no hace viejo Sr Ninguno, disculpe por la delación en la respuesta, he estado ocupada.

No confío en que un mundo mejor se de a través de la acción política. Pero que es probable otro mundo, que dadas las actuales condiciones se podría constituir otra realidad, eso sí lo pienso. Ojo que no es lo mismo.

Como dije el tipo de desafío tiene más valor para el que perpetra el desafío que para el orden desafíado. Es clara, sobretodo teniendo en cuenta el proceso de desactivación al que se ha visto sometido, la escasa repercusión simbólica de unos actos como los del orgullo. No es solo que reconozcan derechos, es algo importante, pero no lo capital. Es la afirmación por parte de los sujetos que participan, a un nivel personal de formar parte de la realidad política de su comunidad. Eso se ha hecho de un modo muy irregular en la política oficial. Pero la realidad política no se limita a los actos del congreso y el senado y a los representantes electos en los diferentes niveles de administración de la cosa pública.
La realidad política es algo que va con todos los seres humanos en tanto que miembros de un grupo.
Claro que el poder acoge con alegría de folletín este tipo de celebraciones. Por muchos motivos, en un estado la actitud de un moderado a extenso buenrollismo buenista, da votos, atrae dinero turístico, crea fama.... y claro que redunda en el statu quo, pero puede darse otra lectura y puede celebrarse de otra manera y la erosión es un proceso lento.

Sinceramente no creo que hayamos avanzado mucho precisamente por algo que usted ha dicho. Yo no abogo ni necesito ser tolerado por nadie. Me la 'refanfinfla' lo que los demás toleren o no. Lo que entiendo que se vindica, al menos lo que yo considero vindicable, es la aceptación. Que se acepte no que se tolere. En la tolerancia hay una jerarquización, un tolerante y un tolerado.
Queda un largo camino para eso. Mientras tanto pese a no comulgar con el estado de derecho. vivo en una sociedad que tiene esa forma, y si el único modo que tengo para que la persona con la que elija vivir pueda disponer de mí y de los bienes que compartimos es vía legislativa la lucha por ello es legítima.
Luchar por el reconocimiento y la igualdad en derechos es una de las vías, y es importante porque uno tiene que bregar con la realidad que le toca.
Siendo republicana, en conciencia, no debería de votar porque de base la forma de la soberanía no se acerca ni lo más mínimo a la manera en la que entiendo la representación política legítima. Pero eso sería por otra parte ser un iluso. Es muy difícil que tengamos una 3ª república, y muy difícil que las leyes para la participación ciudadana en los procesos legislativos se modifiquen mor de la democracia.

El pataleo es de las pocas visibilidades que nos quedan a los ciudadanos(en nuestro caso súbditos). Ser visible es como ya he dicho afirmarse políticamente en, y en mi caso en pugna con, el orden simbólico que vertebra el espacio público.

Ninguno dijo...

Ay, que yo tambien daba por concluida la discusion. Pues sigo:

Tus argumentos son muy razonables pero me temo que no encajarían en politica. La politica no se caracteriza por ser razonable precisamente, me temo (otra vez).

Aceptacion o tolerancia, que más da, las dos implican la supremacía de lo uno sobre lo otro. En ambos casos se trata de pedir a otro lo que es de uno, lo que implica que se da por hecho la "no propiedad" de ello. No se si he enrevesado la explicacion.

Claro que se está en el derecho de luchar y de patalear, por pataletear que no quede, pero sospecho que será un esfuerzo inutil y contraproducente en cierto sentido. Y no lo digo por desilusionar sino por ofrecer mi vision de la realidad.

La creacion del gueto gay segun los historiadores se remonta a la prehistoria incluso y me temo (hoy todo se me vuelven temores) que seguirá existiendo mientras el hombre sea hombre (nunca mejor dicho) y sinceramente no creo que contribuya a deshacerlo el "dia del orgullo".

Un abrazo.

Arroz con leche dijo...

Paca: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Argentina/primer/pais/Latinoamerica/aprobar/matrimonio/gay/elpepuint/20100715elpepuint_4/Tes

Queda casi a la misma distancia que Españaarl

PacoclavelbarraDivine dijo...

El qué queda a la misma distancia?