jueves, 28 de junio de 2012

La entrada del 28 de Junio

La verdad es que tengo poco que decir. Este año la manifestación de Madrid lleva un lema... adecuado a nuestra realidad, y bien pegado a la moda política de acercarse al ascua de la indignación.

"Matrimonio igualitario, igualdad sin recortes"

Y miren, lo del matrimonio y sus implicaciones pues es simbólicamente importante y tal, pero como siempre se olvidan de lo estructural, impedir el secuestro del significado político de la toma colectiva del espacio público. Y eso se desvanece, el aspecto mercantil junto a la farisea actitud de los gestores de la ciudad de Madrid, resignifican la fiesta en algo que no redunda en el interés del "colectivo".

Lo del matrimonio es lo más importante? O que en lo fundamental la actitud hacia las elecciones personales, el deseo y el modo de gestionar la vida propia tengan una lectura antropológica colectiva que nos transubstancia; de buen rollo, en bolsa que corre multifunción; de malo, en bolsa para cadáveres.

Me cansa mucho la miopía atroz,  el desinterés generalizado de un cuerpo civil sujeto a la misma fragmentación que el resto de la sociedad en la que habita, lanzado a un activismo(en el mejor de los casos) en el que la omnipresencia del discurso vacío de los Derechos es lo único relevante. 

Menudos son los que nos gobiernan y los que gestionan el festivo vindicar, que bien parece, están buscando un morir de "éxito" global de todo subgrupo descolocado en su ciudadanía, como quien no quiere la cosa, en plan hilo menor en la gigantesca trama de reformas en la que nuestros oligarcas perfilan el futuro.


1 comentarios:

nicegirl dijo...

¿Crees que de tanto repetir un lema éste pierde contenido?

Hace tiempo que vivimos en una jaula de monos y eso que estamos en democrácia, dicen...